Viernes, 17 de diciembre de 2004
Semana 51. 352/14

Yolanda.

La tradici?n de utilizar botellas de champ?n para botar barcos deriva de una pr?ctica de la antig?edad que consist?a en estrellar a un muchacho contra el casco del nuevo nav?o, como sacrificio a las deidades.
Si el joven no mor?a es este sangriento rito, el barco estaba se?alado por la mala fortuna.

Con el tiempo se cambi? por una botella de champ?n aunque se sigui? manteniendo el rito como una forma de bautismo pagano en que a los barcos se les otorga un nombre que no debe ser cambiado nunca, bajo pena de convertirlos en buques malditos.

Al igual que cuando el ?muchacho?, es un mal augurio que el vidrio no llegue a quebrarse. En estos casos el barco recibe el apelativo de ?moro? es decir ?no bautizado?.
Comentarios