Martes, 11 de enero de 2005
Semana 2. 11/354

Higinio. Hortensia.

En 1765, un mesonero apellidado Boulanger abri? en Par?s una casa de comidas y a la puerta colg? el siguiente letrero: ?Venid a mi casa, hombres de est?magos cansados, y yo os restaurar?.

La frase tuvo tal ?xito que, desde entonces, todas las casas de comidas se llaman ?restaurantes?.

Adem?s debido a la fama de su reposter?a, Boulanger tambi?n es el ?culpable? de que en Francia a las pasteler?as se les llame ?boulangeries?.
Comentarios