Martes, 18 de enero de 2005
Semana 3. 18/347

Faustina.

Siendo jefe de gobierno franc?s, Clemenceau recibi? a un pol?tico en mismo d?a de la muerte de uno de sus ministros.

El hombre quiso ser sutil en su ofrecimiento y le dijo "Se?or, me pongo a su disposici?n, por si cree que puedo ocupar el puesto del ministro fallecido".

"Eso no es cosa m?a. Preg?nteselo a los de la funeraria".
Comentarios