Jueves, 28 de abril de 2005
Semana 17. 118/247
Prudencio

El 25 de septiembre de 1978, en San Diego, una mujer vio c?mo el parabrisas de su coche era atravesado por un hombre.

No se trataba de ning?n atropello, sino del pasajero de un avi?n que acababa de explot? en pleno vuelo y del que el hombre hab?a salido despedido.
Comentarios