Viernes, 08 de julio de 2005
Semana 27. 189/176
Adriano

Al contrario de lo que se cree, los toros no distinguen la gama de colores que va del amarillo al naranja, incluido el rojo.

Para ellos la muleta es gris y muy brillante y a lo que embisten es realidad es a un objeto en movimiento que les llama poderosamente la atenci?n.
Comentarios