Jueves, 29 de septiembre de 2005
Semana 39. 272/93
Miguel. Gabriel. Rafael.

En pleno apogeo de las grandes aventuras por mar entre los siglos XVIII y XIX, los corsarios que cruzaba el peligros?simo Cabo de Hornos, comenzaron a distinguirse del resto al lucir en se?al de orgullo, un pendiente en forma de aro en una de sus orejas.

A ?ste, pod?an unirse otros dos, el de los que cruzaban el Cabo de Buena Esperanza, al sur de ?frica, y el de quienes cruzaban el de York en Ocean?a .
Comentarios