Viernes, 04 de noviembre de 2005
Semana 44. 308/57
Carlos Borromeo

Un verdadero maestro Fakir puede hacer cosas mucho m?s especiales que soportar los pinchazos tendido sobre su cama de clavos, aunque parezcan menos espectaculares.

Puede, por ejemplo, hacer que la mitad de la palma de su mano se caliente diez grados m?s que la otra parte, puede detener su coraz?n durante un tiempo determinado, o puede reducir sus constantes vitales al m?nimo entrando en un estado parecido al de la hibernaci?n de algunos animales.
Comentarios
goubetjl
Lunes, 30 de octubre de 2006 | 3:21
hablando de fakires miren un poco el sitio
http://benghoubey.skynetblogs.be/
le va interesar con toda certeza