Martes, 19 de septiembre de 2006
Semana 38. 262/103
Genaro.

Se cuenta que Dumas era una persona muy generosa, hasta el punto de que su casa siempre estaba abierta a todo aquel que quisiera acercarse; el almuerzo empezaba a las 11 de la ma?ana y acababa alrededor de las 4 de la tarde... y casi siempre era un almuerzo muy concurrido.

En cierta ocasi?n, uno de sus amigos le visitaba durante uno de estos almuerzos "masivos", y se le ocurri? pedirle a Dumas que le presentara a un caballero que estaba comiendo al lado. Dumas se qued? mirando a dicho caballero, despu?s mir? a su amigo y le respondi?:

- "?C?mo voy a present?rtelo, si no le conozco?".

Todas las "Historias extra-ordinarias"

Todos los cap?tulos de "Tantos hombres y tan poco tiempo"
Comentarios