Domingo, 12 de noviembre de 2006
Semana 45. 316/49
Aurelio. Renato.

Los antiguos griegos y romanos consideraban que el mayor encanto de las nalgas y los brazos femeninos resid?a en que fueran regordete s y blancos como la nieve.

Por eso no es de extra?ar que una de las advocaciones de la diosa griega Afrodita -Venus para los romanos-, la divinidad del amor carnal, fuera Callipige, es decir, la de las bellas nalgas.

Todas las "Historias extra-ordinarias"

Todos los cap?tulos de "Tantos hombres y tan poco tiempo"
Comentarios