Viernes, 30 de noviembre de 2007
Semana 48. 334/31
Andr?s.

Pio Baroja, autor de casi cien obras y uno de los m?ximos exponentes de la no siempre bien entendida generaci?n del 98, fue todo un personaje. T?mido, gru??n, arisco, pesimista... Y preclaro. Acumul? una nutrida biblioteca especializada en ocultismo y brujer?a.

Su plaza de m?dico en Cestona le asqueaba; ri?? con su colega, con el alcalde, con el p?rroco y con la mayor?a de los habitantes del pueblo. Volvi? de panadero a Madrid junto con su hermano Ricardo. Abomin? de todo y lo pag? muy caro.

Durante la guerra civil tuvo que exiliarse a Par?s tras ser amenazado por unos carlistas. Posteriormente, y para esc?ndalo de la Espa?a cat?lica del a?o 1956, y como ?ltima voluntad, pidi? ser enterrado en el cementerio civil en calidad de ateo. Su ata?d fue portado e hombros por Hemingway y Cela, entre las calles de Madrid, en una ceremonia laica e ?ntima.

Rub?n Dario dijo de ?l: ?es un escritor de mucha miga ese Baroja?. El escritor le respondi?: ?Tambi?n Dario es escritor de mucha pluma. Se nota que es indio".

Todas las "Historias extra-ordinarias"
Todos los cap?tulos de "Tantos hombres y tan poco tiempo"
Comentarios