Lunes, 25 de febrero de 2008
Semana 9. 56/310
Ces?reo.
Fiesta en la ciudad de Castell?n.

A?os cuarenta. Un fr?o nueve de diciembre y bajo la consigna de "?qu? no nos quieren?, menos los queremos nosotros a ellos?, una muchedumbre enardecida se congreg? en la Plaza de Oriente para testimoniar al Caudillo su inquebrantable adhesi?n al r?gimen.

Entre las pancartas que se agitaban sobre la marea humana hab?a una que dec?a: ?si ellos tienen ONU nosotros tenemos dos?. ?Los falangistas no sentimos hoy nostalgia del bienestar material?, se escuchaba en los discursos. ?Queremos la vida dura, la vida dif?cil de los pueblos viriles? solicitaba Franco en el discurso en que proclam? la ?autarqu?a? como la ?nica forma de luchar contra masones, comunistas y dem?s enemigos extranjeros.

Autarqu?a significaba autoabastecimiento, apa?arse con lo propio sin ayuda ajena. Hab?a que cerrar las puertas al corrompido mundo exterior; hasta el diccionario se expurg? de extranjerismos, el co?ac se rebautiz? en jeri?ac; la ensaladilla rusa pas? a llamarse imperial , Caperucita cambiaba su color rojo por uno encarnado y hasta Margarita Gautier troc? su apellido gabacho por el aut?ctono Guti?rrez por voluntad de un gobernador civil.

Y el dictador era el primero en dar ejemplo.

Lo cuenta con detalle Eslava Gal?n en su libro "La historia de Espa?a contada para esc?pticos": "El Caudillo viv?a en un palacio dieciochesco, rodeado de muebles de ?poca y tapices de Goya y los obispos lo llevaban y tra?an bajo palio, pero su alcoba era de una austeridad mon?stica, de una simplicidad cuartelera; dos camas de caoba cubiertas por colchas verde manzana y separadas por la repisita del tel?fono. Sobre la mesita de noche, un modesto flexo. Delante de las camas, el brazo incorrupto de santa Teresa, bien a la vista, sobre una c?moda, dentro de art?stico relicario. A base de autodisciplina, como un bonzo nepal?, consigui? dominar por completo sus necesidades fisiol?gicas?.

.- Todas las "Historias extra-ordinarias"

.- Todos los cap?tulos de "Tantos hombres y tan poco tiempo"
Comentarios