Martes, 26 de febrero de 2008
Semana 9. 57/309
Alejandro.

A los cronistas les cuesta ponerse de acuerdo sobre la creaci?n del helado.

Parece que fueron los chinos, muchos siglos antes de Jesucristo, los primeros en elaborar algo parecido al mezclar la nieve de sus monta?as con un preparado a base de frutas y miel. En cualquier caso, los romanos enseguida sucumbieron a los encantos de este postre. Seg?n las cr?nicas, Ner?n mandaba traer nieve de los Alpes para que le elaboraran una especie de sorbete helado con nieve, miel y frutas. En la corte de Alejandro Magno se instaur? la costumbre de enterrar en nieve ?nforas repletas de frutas y miel que despu?s se serv?an heladas. Los cocineros ?rabes de los califas de Bagdad perfeccionaron la calidad y variedad, incorporando, entre otros ingredientes, el n?ctar de la fruta.

Precisamente en estas tierras fue donde Marco Polo descubri? el placer de los helados y se encarg? de dar a conocer la receta en toda Europa. Incluso alguna teor?a atribuye el origen de los polos al apellido de tan insigne divulgador.

A partir del siglo XVI se popularizan las t?cnicas de conservaci?n y un cocinero franc?s de la corte brit?nica incorpora la leche. Hasta que se descubrieron t?cnicas de conservaci?n, los helados fueron manjar reservado a los emperadores y a su corte.

.- Todas las "Historias extra-ordinarias"

.- Todos los cap?tulos de "Tantos hombres y tan poco tiempo"
Comentarios