Jueves, 17 de abril de 2008

Semana 16. 108/258
Aniceto.

Hace varios siglos se llamaba “bodrio” a la sopa de escasa sustancia y poca calidad que, de caridad, se daba a los pobres en las porterías de algunos conventos para entretener4les el hambre. Ésta consistía en un caldo con algunos tropezones de sobras de otras comidas.

Por extensión se predica también de aquello que está mal hecho o es de ínfima calidad y pésimo gusto, uso, a su vez, relacionado con otra acepción de esta palabra: revoltijo de cosas inconexas, referido especialmente a trabajos literarios. El término es metátesis del bajo latín brodium.

.- Todas las "Historias extra-ordinarias"

.- Todos los capítulos de "Tantos hombres y tan poco tiempo"


Comentarios