Martes, 20 de mayo de 2008

Semana 21. 141/225
Bernardino.

En teoría la comida caliente engordaría más; en la practica no es así. Si nuestro metabolismo pudiera utilizar la energía calorífica de un alimento caliente, el efecto sobre nuestro peso sería insignificante, porque lo que conocemos como calorías alimentarias son realmente kilocalorías.

Cada kilocaloría es la cantidad de energía calorífica que se necesita para subir un grado centígrado un kilo de agua. Cada gramo de azúcares o proteínas contiene el equivalente a cuatro kilocalorías; y cada gramo de grasa, nueve. Pensemos en una hamburguesa de 100 gramos, que por término medio aporta 500 kilocalorías. Si la calentamos de 25 a 70 grados C., la cantidad de energía que gana es de sólo 4,5 kilocalorías, una cifra ínfima que, además, se pierde antes de darle un solo bocado.

.- Todas las "Historias extra-ordinarias"

.- Todos los capítulos de "Tantos hombres y tan poco tiempo"


Comentarios