Jueves, 22 de mayo de 2008

Semana 21. 143/223
Corpus Christi.
Fiesta en Austria, Portugal y las ciudades de Granada, Sevilla y Toledo.

En el siglo XI, una epidemia de peste había azotado el territorio de Hungría diezmando a la población. Cansado de esperar la ayuda divina y desesperado por la situación, el rey Ladislao dentro de su jardín disparó una flecha al aire, la cual atravesó una planta de genciana. En la creencia que se trataba de una respuesta celestial, probó darle un té de genciana a sus súbditos enfermos, los cuales a los pocos días se levantaron de sus lechos, y así pudo detener la tan temida epidemia.

En el siglo XX se pudo descubrir que la raíz de genciana contiene una sustancia antibiótica, denominada genciopicrina, la cual ha sido ensayada con gran éxito contra varios gérmenes infectantes.

.- Todas las "Historias extra-ordinarias"

.- Todos los capítulos de "Tantos hombres y tan poco tiempo"


Comentarios