Lunes, 28 de julio de 2008

Semana 31. 210/156
Nazario.
Fiesta en Cantabria.

Los antiguos romanos tenían como uno de sus manjares favoritos unos pequeños ratoncitos que criaban en sus propias casas y que se comían vivos después de haberlos untado con miel.

Al parecer, lo mejor de este extraño manjar eran las cosquillas que estos roedores hacían al pasar por la garganta.

.- Todas las "Historias extra-ordinarias"

.- Todos los capítulos de "Tantos hombres y tan poco tiempo"


Comentarios