Jueves, 07 de agosto de 2008

Semana 32. 220/146
Cayetano.

La costumbre de avisar de una boda mediante las "amonestaciones", se inició en tiempos de Carlomagno.

Por aquel entonces los nobles y ricos tenían con frecuencia aventuras extramatrimoniales, especialmente con señoritas a punto de casarse, y que ellos consideraban como un "trofeo".

Alarmado por estas "costumbres", promulgó un edicto que obligaba hacer público cualquier matrimonio siete días antes de la celebración.

.- Todas las "Historias extra-ordinarias"

.- Todos los capítulos de "Tantos hombres y tan poco tiempo"


Comentarios