Mi?rcoles, 17 de septiembre de 2008

Semana 38. 261/105
Roberto.
Fiesta en Melilla.

Una vez al año, los babilonios seguían la tradición de subastar a las jóvenes en edad casadera.

Los hombres tenían que pujar con altas sumas de dinero para conseguir llevarse a las mujeres más guapas.

El dinero recaudado se repartía entre las menos agraciadas para que pudieran comprarse esposo.

.- Todas las "Historias extra-ordinarias"

.- Todos los capítulos de "Tantos hombres y tan poco tiempo"


Comentarios