Mi?rcoles, 29 de octubre de 2008

Semana 44. 303/63
Narciso.
Fiesta en la ciudad de Gerona.

Encontramos el origen de la expresión "dorar la píldora" en la naturaleza misma de la píldora, generalmente de sabor desagradable. Por ello, era práctica habitual que los antiguos boticarios intentaran disimular de algún modo ese mal gusto para facilitar la ingesta de los medicamentos.

Procuraban dorar la píldora con alguna sustancia dulce. También, había quien las doraba, con oro en polvo, o las plateaba; así, se conseguía adornar la píldora y conseguir que se pudiera tragar sin saborearla.

Actualmente, se emplea esta expresión cuando queremos hacer o decir algo desfavorable de una forma suave, para no herir ni contrariar a quien nos escucha; se trata de suavizar los aspectos más desagradables de un asunto; para ver dulce lo amargo.

.- Todas las "Historias extra-ordinarias"

.- Todos los capítulos de "Tantos hombres y tan poco tiempo"


Comentarios