Jueves, 26 de febrero de 2009

Semana 9. 57/308
Alejandro.

En la antigua Roma las novias se cubrían el rostro con velos de color amarillo, por entonces, el color de la virginidad.

A lo largo de la Edad Media el color dejó de ser importante y lo básico comenzaron a ser las telas y los adornos hasta que, en el siglo XVIII, el blanco volvió a ser el color indiscutible del traje nupcial... siempre con velo. Esta pieza siempre fue clave. Tanto que, en el siglo XI, la ceremonia nupcial llegó a llamarse “velambres” o acto de colocación del velo..

.- Todas las "Historias extra-ordinarias"

.- Todos los capítulos de "Tantos hombres y tan poco tiempo"


Comentarios