Domingo, 08 de marzo de 2009

Semana 11. 67/298
Juan de Dios.

Además de por sus excelentes interpretaciones, la estrella alemana Marlene Dietrich era famosa por sus despistes. En cierta ocasión se topó con un conocido que se había quedado calvo y no lo reconoció. “¿No te acuerdas de mí, Marlene?”, le preguntó él.

La actriz lo miró y lo remiró hasta que, por fin, se le iluminó el rostro, y le dijo: “!Ay, perdóname! No te reconocía con ese peinado”.

.- Todas las "Historias extra-ordinarias"

.- Todos los capítulos de "Tantos hombres y tan poco tiempo"


Comentarios