Martes, 17 de marzo de 2009

Semana 12. 76/289
Patricio.
Fiesta en Irlanda.

Como muchos otros porqués, el luto –vestir de negro tras la muerte de un familiar- tiene su origen en creencias ancestrales sobre a dónde va a parar el alma de los muertos. Así, cuando alguien fallecía, los hombres primitivos pintaban sus cuerpos de negro para camuflarse e impedir que el alma del finado les encontrase y les invadiese.

Occidente identifica el negro con el duelo como un legado de la antigua Roma, donde las mujeres usaban vestidos negros para guardar el luto a sus amantes muertos. Más tarde, un decreto imperial estableció el blanco como símbolo de duelo y así se usó hasta 1498, cuando Ana de Bretaña de vistió de negro en el funeral de su esposo, Carlos VIII, recuperando una tradición que todavía se mantiene.

.- Todas las "Historias extra-ordinarias"

.- Todos los capítulos de "Tantos hombres y tan poco tiempo"


Comentarios