Mi?rcoles, 10 de junio de 2009

Semana 24. 161/204
Aresio.
Fiesta en Portugal.

Durante un banquete en Leningrado, Grigori Rasputín, monje y consejero de la zarina Alejandra, comió pasteles envenenados con cianuro. Como no parecían producir resultados, el príncipe Felix Yusopov le disparó en el pecho, lo golpeó en la cabeza con un bastón de plomo y lo arrojó al río Neva. La autopsia reveló que la causa de la muerte fue el ahogamiento.

.- Todas las "Historias extra-ordinarias"

.- Todos los capítulos de "Tantos hombres y tan poco tie


Comentarios
bardruck
Mi?rcoles, 10 de junio de 2009 | 7:01
Lo de que el cianuro no sirvi? pudo deberse a que los pasteles eran frutales, que es as? como le gustaban a Rasput?n, la fructosa inactiva(reduce, es decir lo contrario de oxidar) el cianuro por lo que no podia morir as?, lo dem?s es igual de impresionant