Jueves, 17 de diciembre de 2009

Semana 51. 351/14
Lázaro.

Aunque hay algunas versiones más, parece ser que la expresión “meterse en camisa de once varas” referida a meterse en asuntos que a uno ni le van ni le vienen, tiene su origen en cierta ceremonia que se hacía en la Edad Media para adoptar a uno como hijo, consistente en que el padre adoptante metía al adoptado por la manga, muy holgada, de una camisa, y lo sacaba por el cabezón o cuello de ésta, hecho lo cual le daba un beso en la frente. Sucedía que, a veces, salían mal estas adopciones, y, por tanto, se aconsejaba al que trataba que lo adoptasen que no se metiera en camisa de once varas, es decir, que no se dejase adoptar por otro.

.- Todas las "Historias extra-ordinarias"

.- Todos los capítulos de "Tantos hombres y tan poco tiempo"


Comentarios