S?bado, 23 de enero de 2010

Semana 3. 23/342
Ildefonso.

En 1989 estuvo a punto de suspenderse un juicio debido al mal olor de pies de un miembro del jurado. El juicio, que se celebraba en Londres, estuvo a punto de suspenderse debido a que dos miembros del jurado amenazaron con abandonar porque no podían soportar el olor de los pies de otro de los miembros del jurado. Los funcionarios del juzgado convencieron a esa persona de que se cambiara de calcetines y de zapatos para que el juicio pudiera continuar.

.- Todas las "Historias extra-ordinarias"

.- Todos los capítulos de "Tantos hombres y tan poco tiempo"


Comentarios