Lunes, 25 de enero de 2010

Semana 4. 25/340
Elvira.

En Malasia crece un arbusto que indica con total precisión la hora. Como muchas otras plantas, posee un reloj interno que regula su vida. Pero en el caso particular de este arbusto el reloj es de gran precisión. Cada día los capullos de sus flores se abren exactamente a las tres de la mañana. Y después del mediodía, a las cuatro de la tarde, puntualmente, se cierran. Los frutos que se desarrollan pasada la floración alcanzan la madurez con total precisión a las 36 horas. Se envuelven entonces en pequeñas cortezas individuales, exactamente a las tres de la mañana. Este arbusto no conoce el paso de las estaciones, florece durante todo el año y durante toda su vida, y puede llegar a durar más de medio siglo.

.- Todas las "Historias extra-ordinarias"

.- Todos los capítulos de "Tantos hombres y tan poco tiempo"


Comentarios