Jueves, 18 de febrero de 2010

Semana 7. 49/316
Eladio.

Al final de los nombres de persona, cuando su enumeración es prolija, y en general en ámbitos de la familia y la amistad, añadimos en tono de broma el remoquete “y otras hierbas”. Es uso heredado del lenguaje de los boticarios y herboristas, en cuyos establecimientos las hierbas medicinales eran distribuidas en cestas, cajas o tarros por sus nombres latinos. En estos ambientes, cuando las recetas y fórmulas magistrales requerían gran cantidad de ingredientes, para abreviar se omitía la enumeración de las hierbas menos importantes sustituyendo sus nombres por la coletilla latina et herbae varia (y otras hierbas). Es decir, las hierbas más corrientes no se nombraban, pero se dejaba constancia de que existían.

.- Todas las "Historias extra-ordinarias"

.- Todos los capítulos de "Tantos hombres y tan poco tiempo"


Comentarios