Viernes, 05 de marzo de 2010

Semana 9. 64/301
Teófilo.
Fiesta en la ciudad de Zaragoza.

Aunque no hay consenso, parece que los cigarrillos fueron un invento andaluz. Cuentan los cronistas que en la Sevilla del siglo XVI los mendigos recogían del suelo las colillas de los cigarros puros, que estaban elaborados con hojas de tabaco enrolladas. Para aprovecharlas, los pordioseros reunían varias y picaban cuidadosamente su contenido. Con éste hacían un montoncito que luego liaban en un papelillo. Así nació el cigarrillo o pitillo, un placer para las clases más bajas fruto del reciclaje.

En 1880, un joven de Virginia llamado James Albert Bonsack patentó la primera máquina para liar tabaco picado en una hoja de papel que permitió la producción industrial de cigarrillos y su definitiva popularización en la primeras décadas del siglo XX.

.- Todas las "Historias extra-ordinarias"

.- Todos los capítulos de "Tantos hombres y tan poco tiempo"


Comentarios