Lunes, 08 de marzo de 2010

Semana 10. 67/298
Juan de Dios.
Fiesta en la ciudad de Castellón.

Bautizadas por algunos como "estómagos ambulantes", las orugas son tan voraces que nada más nacer lo primero que hacen es comerse la cáscara de su huevo para luego arrasar con todo lo que pillan. Así que a nadie puede extrañarle que entre su llegada al mundo y su desaparición envuelta en la crisálida para metamorfosearse en mariposa multiplique su peso por tres mil y mude la piel hasta siete veces. Y eso que algunas no viven más que un par de semanas.

Las orugas son, en realidad, la segunda fase de las cuatro del ciclo vital de la mariposa. Tras aparearse, la hembras adultas ponen sus huevos en una planta. De ellos nacen los ejemplares juveniles, las orugas, que, llegado el momento, se convierten en las pupas (crisálidas) de las que nacerán nuevas mariposas. Ese ciclo se repite, en algunas especies como la Papilio machaon, hasta tres veces entre abril y octubre, y se detiene con el frío.

.- Todas las "Historias extra-ordinarias"

.- Todos los capítulos de "Tantos hombres y tan poco tiempo"


Comentarios