Viernes, 30 de abril de 2010

Semana 17. 120/245
Pío.
Fiesta en Dinamarca.

No se sabe con certeza cuándo ni dónde empezó a usarse la tabla ouija, que supuestamente sirve para comunicarse con los muertos, aunque una patente del 28 de mayo de 1890 reconoce al abogado estadounidense Elijah Jefferson Bond como su inventor. Ese mismo año, Charles W. Kennard empezó a comercializarla y le dio el nombre de ouija, un término compuesto de oui y ja, sí en francés y en alemán.

La tabla incluye letras, números y un dispositivo señalador que se mueve sobre ellos hasta formar un mensaje gracias al sutil movimiento de los dedos de los participantes, algo muy alejado de lo sobrenatural que pretenden hacer creer sus defensores.

.- Todas las "Historias extra-ordinarias"

.- Todos los capítulos de "Tantos hombres y tan poco tiempo"


Comentarios