Mi?rcoles, 26 de mayo de 2010

Semana 21. 146/219
Felipe Neri.

Aunque se inventó en 1942, el contestador tardaría casi 40 años en extenderse. El primero, obra del alemán Willy Müller, era un aparato en el que se podía contestar con un mensaje pregrabado y consultar y borrar a distancia gracias a un código secreto. La única pega era que el prototipo pesaba 164 kilos.

.- Todas las "Historias extra-ordinarias"

.- Todos los capítulos de "Tantos hombres y tan poco tiempo"


Comentarios