Domingo, 30 de mayo de 2010

Semana 21. 150/215
Fernando.

A finales del siglo XVI, cuando la moda prescribía ropajes suntuosos, vestir algo más cómodo al acabar el día llegó a convertirse en todo un lujo. Durante ciento cincuenta años, hombres y mujeres usaron indistintamente para este fin un camisón hasta los pies abrochado en su parte frontal y fabricado en lana o en terciopelo. Pero en el siglo XVIII, la moda unisex desapareció, y el camisón masculino fue acortándose. Se popularizó entonces unos pantalones importados de Persia que recibieron el nombre de pijama, palabra derivada del persa "pae", que significa "prenda para la pierna, y "jama", ropa.

.- Todas las "Historias extra-ordinarias"

.- Todos los capítulos de "Tantos hombres y tan poco tiempo"


Comentarios