Viernes, 25 de junio de 2010

Semana 25. 176/189
Gillermo de Vercelli.

No sé sabe cuántos amantes tuvo Mae West (1893-1980), pero sí que comenzó a actuar en el teatro musical a los cinco años y que su madre, al parecer, hizo todo lo posible por favorecer la natural promiscuidad de su hija desde muy pequeña. El envejecimiento no calmó sus ardores y reclamaba amantes diarios cumplidos ya los sesenta. Un pene grande era su condición primordial; en su autobiografía "Las diosas no saben qué hacer con él" (1959) declaró haber tenido un amante, cuyo nombre era Ted, con el que hizo el amor durante quince horas seguidas.

.- Todas las "Historias extra-ordinarias"

.- Todos los capítulos de "Tantos hombres y tan poco tiempo"


Comentarios