S?bado, 27 de agosto de 2011

Semana 34. 239/126
M?nica.
Fiesta en la ciudad de Almer?a.

En el Antiguo Egipto era inconcebible un banquete sin servilletas, sobre todo porque, al no usar cubiertos, se ensuciaban mucho las manos.

Pero no s?lo serv?an para eso. En Roma, estaba mal visto dejar sobras, por lo que los invitados se llevaban los restos a casa envueltos en ellas. En la Italia del siglo XVII se hizo imprescindible: se reconoc?an 26 manera de doblarla. Curiosamente con la aparici?n del tenedor, la servilleta se conserv? para llev?rsela a los labios, lo que se convirti? en un lenguaje entre enamorados, como el del abanico.

.- Todas las "Historias extra-ordinarias"

.- Todos los cap?tulos de "Tantos hombres y tan poco tiempo"


Comentarios