Martes, 27 de marzo de 2012

Semana 13. 87/279
Ruperto.

Los mundialmente conocidos como Teddy bears parece que nacieron de una anécdota protagonizada por Theodore (Teddy) Roosevelt en 1902. Al parecer, el presidente que participaba en una cacería en Luisiana, no conseguía abatir ninguna pieza y, para que no se fuera con las manos vacías, le pusieron a tiro un osezno. Roosevelt le perdonó la vida, y el Washington Post publicó una viñeta sobre el indulto. Morris Michtom, un tendero de Brooklyn, tras pedir permiso al presidente, comenzó a fabricar y comercializar los famosos ositos.

.- Todas las Historias extra-ordinarias

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo


Comentarios