Martes, 24 de abril de 2012

Semana 17. 115/251
Fidel.

Para chupar la sangre, las sanguijuelas muerden primero la piel y luego se enganchan sobre la herida. Una vez que se han pegado, segregan un enzima anticoagulante que pasa al flujo sanguíneo y permite a la sangujuela chupar la sangre más fácilmente. Gracias a esta habilidad, algunas especies se han usado con fines médicos durante muchos años; hay documentos que hablan de su uso en el año 500 a.C. Este uso se debía a la antigua teoría de los humores que decía que la salud se conseguía con el equilibrio de los cuatro humores: sangre, flema, bilis negra y bilis amarilla, una teoría que fue especialmente seguida en la Europa Medieval.

.- Todas las Historias extra-ordinarias

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo


Comentarios