Lunes, 04 de junio de 2012

Semana 23. 156/210
Noemí.

Como la silicona tarda en descomponerse entre 76 y 400 años, los inquilinos artificiales de la zona pectoral (implantes mamarios) sobreviven, en compañía de los huesos, al resto de tejidos humanos.

En cuanto a la incineración y aunque algunos servicios funerarios como los ingleses ponen reparos a los cuerpos con implantes porque estos pueden -teóricamente- explotar, no parecen presentar problemas, al contrario que los marcapasos.

.- Todas las Historias extra-ordinarias

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo


Comentarios