Martes, 05 de junio de 2012

Semana 23. 157/209
Bonifacio.

En el año 1292, existían en París sólo dos parteras para atender todos los nacimientos de la capital gala. Cien años más tarde, el número de parteras creció muchísimo a la par que ganaban un considerable prestigio. Fue así que muchas de ellas formaron parte del jurado en los tribunales de Chàtelet. En 1664, fueron incorporadas al plantel de cirujanos de Francia. Pero a diferencia de los médicos, casi no podían hablar con sus pacientes y sólo estaban autorizadas a trabajar con la punta de sus dedos.

.- Todas las Historias extra-ordinarias

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo


Comentarios