Martes, 03 de julio de 2012

Semana 27. 185/181
Tomás.

Cuando las reinas españolas querían ir de caza, o simplemente cabalgar, debían montar en el caballo saltando desde el estribo de una carroza, algo bastante peligroso.

Según estaba establecido en el protocolo nadie podía ayudarlas, ya que ningún caballero podía tocarlas. Sólo el rey tenía ese privilegio.

.- Todas las Historias extra-ordinarias

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo


Comentarios