Viernes, 14 de septiembre de 2012

Semana 37. 258/108
Exaltación.

Cuentan que la tradición de tomar el te de las cinco empezó en 1840 gracias a la duquesa de Bedford. Esta dama de la alta sociedad adquirió la costumbre de echarse una cabezadita a las 15:30 horas y que, al despertar, gustaba de tomar té y pastelitos. Como la buena mujer se aburría, empezó a invitar a sus conocidos, poniendo de moda el té de las cuatro. Los británicos copiaron la idea, aunque por su diferencia de horario, lo llamaron el té de las cinco.

.- Todas las Historias extra-ordinarias

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo


Comentarios