Lunes, 24 de septiembre de 2012

Semana 39. 268/98
Merced.

La segunda mitad del siglo XIX en España es la de los urbanistas, encargados de encontrar soluciones a las nuevas necesidades de las ciudades en su rápido crecimiento. Como corresponde a su condición de primera ciudad industrial de la época, Barcelona es la pionera del ensanche. Así, en 1860 se aprobaba el proyecto de Ildefonso Cerdà, caracterizado por una gran retícula de de cuadrados achaflanados que tiene en cuenta que tanto las viviendas como las vías barcelonesas estuvieran bien ventiladas y recibieran directamente la luz del sol, según los principios del movimiento higienista, movimiento que se regía por el lema: “Ruralizad aquello que es urbano, urbanizad aquello que es rural”.

.- Todas las Historias extra-ordinarias

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo


Comentarios