Viernes, 26 de octubre de 2012

Semana 43. 300/66
Evaristo.

No es del todo cierto que no se deban introducir metales en el microondas. Cuando el metal carece de angulosidades y no es puntiagudo o muy fino, no hay nada que temer. Por ejemplo, una tarta colocada en un plato metálico no estropea el microondas. De hecho tanto el interior del aparato como las bandejas que llevan para gratinar son metálicas y no suele pasar nada.

.- Todas las Historias extra-ordinarias

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo


Comentarios