Lunes, 07 de enero de 2013

Semana 2. 7/359
Ramón.

El rojo, igual que el color rosa, procede del latín rusus, que a su vez salió de la raíz indoeuropea rudh o reudh, usada para definir el color de la sangre. En las lenguas germánicas, evolucionó a rauthas, de donde proceden el alemán rot y el inglés red. En griego se convirtió en rythros, al que se le añadió una e y derivó en el prefijo eritro -los eritrocitos son los glóbulos rojos y Eritrea es el es el país del Mar Rojo- La raíz rudh dio origen a otras palabras castellanas como arroyo -por la forma de brotar de la sangre-, arrojo, rutilante o rubio.

.- Todas las Historias extra-ordinarias

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo


Comentarios