Viernes, 29 de marzo de 2013

Semana 13. 88/277
Gladys.

Los ciudadanos romanos llevaban en primer lugar un praenomen, que correspondería a nuestro actual nombre propio. A continuación, se identificaban con un nomen, que pasaba de padres a hijos e indicaba la gens o clan del que procedían; y finalmente, un cognomen, tomado de la familia a la que pertenecían dentro de la gens. Las mujeres, por el contrario, no poseían un praenomen. Se las identificaba con el nomen, que solía ser la forma femenina del nombre de la gens del padre. En las inscripciones, los más comunes eran Cornelia y Livia.

.- Todas las Historias extra-ordinarias

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo


Comentarios