Viernes, 17 de mayo de 2013

Semana 20. 137/228
Ascensión.

La risa es, posiblemente, la expresión más contagiosa de las emociones humanas. Ver reír a otros aumenta la hilaridad, por eso, cuando nació la televisión, se llevaba al público a que viera la emisión en directo, como si fuera al teatro. se trataba de multiplicar las carcajadas y con ello aumentar la audiencia, pero no acabó de funcionar porque los espectadores eran imprevisibles.

Para solucionarlo, se inventaron las risas enlatadas. Se atribuyen a Charley Douglass, ingeniero de sonido de la CBS los primeros ensayos de las mismas. Su idea inicial era maquillar los fallos del público: si el jolgorio era excesivo, la acogida de los chistes demasiado fría o las risas iban desacompasadas con el guión -no todos los espectadores pillan la gracia a la vez- Douglass editaba el vídeo para que quedara sincronizada. Poco a poco el truco cuajó y los programas dejaron de llevar a gente para meter carcajadas grabadas previamente en los momentos supuestamente más hilarantes.

.- Todas las Historias extra-ordinarias

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo


Comentarios