Lunes, 03 de junio de 2013

Semana 23. 154/211
Trinidad.

Los lavavajillas para poder desempeñar su función de lavar platos eliminando los restos de comida utilizan una combinación de presión, gravedad y calor. En la parte inferior tienen un recipiente que se llena de agua que, a su vez, se calienta con un calentador. Una vez caliente el agua sale a presión por los agujeritos del brazo en forma de T. Mientras el agua sale, el brazo gira para llegar a todos los rincones. Además, un temporizador automático invierte, después de un rato, el giro del brazo en forma de T. A continuación, el agua se drena y entra agua nueva para aclarar los platos. Finalmente sale aire caliente para secar todo.

.- Todas las Historias extra-ordinarias

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo


Comentarios