Lunes, 17 de junio de 2013

Semana 25. 168/197
Ismael.

La mayoría de las aves zancudas descansan sobre una sola pata para no perder el preciado calor corporal. Las plumas del ave mantienen la temperatura del cuerpo al funcionar como aislante, pero el pico y las patas, al estar desnudos, pierden más calor. Para ellas no es difícil ni incómodo, porque las patas de las zancudas poseen un mecanismo de bloqueo muy curioso que encaja la articulación de la pata de apoyo, de tal manera que el animal no realiza ningún esfuerzo muscular para mantenerse así.

.- Todas las Historias extra-ordinarias

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo


Comentarios