Viernes, 28 de junio de 2013

Semana 26. 179/186
Ireneo.

Los filtros se añadieron a los cigarrillos en los años 50. Están hechos de una masa fibrosa sintética llamada acetato de celulosa, que es una especie de plástico fino comprimido con aspecto de algodón. El material está diseñado para acumular los vapores y el alquitrán de las fibras, evitando que lleguen a la boca del fumador. Sin embargo, los filtros no hacen que el humo que se inhala sea menos nocivo. De hecho, se añaden sustancias químicas a los cigarrillos para que sepan mejor y para que la nicotina llegue más rápido al cerebro y provoque adicción.

.- Todas las Historias extra-ordinarias

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo


Comentarios