Viernes, 26 de julio de 2013

Semana 30. 207/158
Joaquín. Ana.

En 1915, el Almirantazgo y el Comité de Vehículos Terrestres británicos pidieron a los técnicos propuestas para construir un vehículo armado capaz de superar trincheras y otros obstáculos. Estaba naciendo el tanque.

William Tritton presentó unas patentes basadas en un vehículo dotado con orugas sin fin. El primer modelo, el Tritton 1, perdía rápidamente las orugas, pero una versión posterior, llamada Willie, funcionó y sirvió de banco de pruebas.

A mediados de 1915, el ingeniero del Ejército Walter Wilson se unió al equipo y meses más tarde presentó un tanque con dos orugas a cada lado, que podía cruzar trincheras de hasta tres metros de ancho y armado con artillería.

.- Todas las Historias extra-ordinarias

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo


Comentarios