Viernes, 20 de septiembre de 2013

Semana 38. 264/102
Eustaquio.

La frase hecha “dar calabazas” significa frustrar las expectativas, y se usa sobre todo en dos acepciones. Por un lado, la de suspender un examen; por otro, se aplica para rechazar al que propone un relación amorosa a otra persona que no le corresponde. Por extensión, también se emplea para rechazar un oferta. Su sentido viene de la antigua Grecia en que esta planta era considerada como un antiafrodisiaco, y se suponía que tomarla dejaba la libido por los suelos. Quizá por eso en la Edad Media la Iglesia alentaba a los fieles rezar teniendo en la mano unas pipas de calabaza para alejar los malos pensamientos; incluso se pensaba que mascar las semillas ayudaba a mantenerse casto.

.- Todas las Historias extra-ordinarias

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo


Comentarios